5 falsos mitos sobre la protección solar.

Red-Sky-Sun-Sea

¿Adoras el resplandor de tu piel bañada por el Sol? Cuidado: más del 90% del envejecimiento cutáneo es causado por el Sol (fotoenvejecimiento). El bronceado de hoy podría suponer las arrugas de mañana.

Es por ello por lo que el protector solar no es sólo para la playa. Es una parte importante de la rutina diaria de belleza y cuidado de la piel.

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Actúa como barrera protectora que aísla al organismo del medio que lo rodea, protegiéndolo y contribuyendo a mantener íntegras sus estructuras, al tiempo que actúa como sistema de comunicación con el entorno. La mayoría de las personas, no le dan la importancia que merece.

Mito 1: “Me protejo cuando voy a la playa”.

El Sol sale todos los días, no sólo en la playa. La protección diaria es la mejor manera de reducir el riesgo de envejecimiento prematuro, ciertas enfermedades e incluso el cáncer de piel.

Mito2: “Mi piel es morena de forma natural y no necesito utilizar protección solar”.

Personas de cualquier etnia y con cualquier tipo de piel pueden contraer cáncer. Cierto es que los melanomas (la forma más peligrosa de cáncer de piel) son mucho más escasos en afroamericanos, latinos y asiáticos, pero no están exentos de poder padecerlo. Por eso, escatimar en protección solar, puede costarte la vida, independientemente de tu tono de piel.

Mito 3: “El nivel de SPF es lo que me protege del Sol”.

No te dejes engañar por filtros solares con un alto número de SPF (factor de protección solar). Hay dos tipos de rayos dañinos y el SPF sólo protege contra uno de ellos, los rayos UVB. Dichos rayos son los responsables de quemar la piel externamente, pero son los rayos UVA los que penetran más profundamente en la piel causando envejecimiento prematuro y aumentando el riesgo de cáncer.

Lee las etiquetas cuidadosamente y asegúrate de que el filtro solar es de amplio espectro y ofrece protección contra los rayos UVA y UVB.

UVA-UVB

Mito 4: “La protección solar me provoca acné”.

Claro, utilizar un aceite solar, protector corporal o protectores no específicos para pieles grasas puede convertir tu zona “T” en una pesadilla. Para evitarlo busca formulaciones libres de aceites y no comedogénicas. No hay excusa para escatimar en protección.

Mito 5: “Me pongo protector todas las mañanas antes de salir de casa y ya estoy protegida”

Al igual que se aconseja renovar la protección solar cada dos horas cuando vamos a la playa, debemos hacer lo mismo en el rostro. La protección no es perpetua y su efecto es limitado. Por ello, si volvemos a salir, por ejemplo, 3 o 4 horas después, debemos repetir el proceso.

skincare-photo

Este verano, únete al compromiso para reducir el riesgo de cáncer de piel y envejecimiento prematuro usando protección solar de amplio espectro UVA/UVB con un mínimo de SPF 30 a diario.

Podemos disfrutar del Sol y lucir un precioso bronceado sin quemaduras, arrugas y riesgos innecesarios.

¡Anímate también a usar sombrero para estar a la última y añadir un extra de protección a tu rostro!

Anuncios

Un comentario en “5 falsos mitos sobre la protección solar.

  1. Pingback: El ABC anti-edad (3ª parte y última) | Majesty Lab

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s